“VERDE, AMARILLO Y ROJO” LOS COLORES CLAVES DE LA ALIMENTACIÓN SALUDABLE

26 de abril del 2018

Cuando dicen que la comida entra por los ojos no se equivocan, mientras mas llamativo y mejor presentado sea nuestro plato, con mas gusto lo comeremos, todo buen chef sabe esto y hace énfasis en los colores que componen cada plato, y no solo ellos, los especialistas en nutrición coinciden en que la ingesta diaria de alimentos debe estar compuesta aproximadamente por un 50% o más de diferentes vegetales y frutas, en otras palabras, una dieta con muchos colores.

En este post quiero enseñarte los colores claves que deben estar presentes en tu alimentación diaria, su composición y los beneficios que aportan a nuestra salud, este artículo es una revisión de las propiedades en relación a la cromática de las frutas y las verduras, empecemos!

VERDE QUE TE QUIERO VERDE

Así se titula un poema de Garcia Lorca y este es el color primario en la nutricion. Los alimentos con este color, lo deben a las altas cantidades de clorofila que contienen, son ricos en glucosinolatos, ácido fólico, hierro, magnesio y vitamina C, poseen propiedades desintoxicantes, que mejoran el funcionamiento hepático y digestivo, se relacionan con la reducción en la prevalencia de varios tipos de cáncer y además pueden ayudarte en el tratamiento y prevención de enfermedades como la anemia, y son de rutina indicadas por nutricionistas y obstetras para garantizar un adecuado desarrollo fetal durante el embarazo. Mis verdes favoritos son, el aguacate (palta), el kiwi, la uva verde, la espinaca, el apio, la alcachofa, el repollo, el zucchinni, la rúcula, los espárragos, las acelgas, el berro, la lechuga, los guisantes, el pimenton (morrón) y el brócoli.

Tu puedes comer los que mas te gusten y obvio que hay muchísimos mas!

AMARILLO ES LO QUE LUCE

Estos alimentos deben su color a los fitoquímicos, flavonoides, carotenoides y vitamina A, todos con buen perfil antioxidante, lo que los hace muy útiles en la prevención de diversos tipos de cáncer y el envejecimiento, cuentan además con la capacidad de mejorar el sistema inmunológico, la piel y la vista. Como ejemplo de los alimentos pertenecientes a este grupo tenemos: la zanahoria, el zapallo, el maíz, la calabaza, la piña (ananá), la naranja, el melocotón, el mango, el níspero, la papaya, el boniato, la cúrcuma, y algunos más.

EL COLOR DEL CORAZÓN
Antocianinas y licopenos son los responsables del color y la fama tras los frutos rojos, con altísimo poder antioxidante, estas sustancias le confieren propiedades protectoras cardiovasculares, microcirculatorias, anticancerosas, y del aparato urinario, ayuda a mejorar la memoria previniendo patologías como el Alzhaimer. Las conocidas frutas del bosque (fresas, cerezas, frambuesas, arándanos, moras y grosellas), acompañadas de la granada, sandía, tomate, manzana, pimiento, rábano, cayena y azafrán, comparten lugar en este grupo.


PONLE COLOR, COLOR Y MÁS COLOR

Aparentemente el color es el primer factor que se percibe y determina un juicio sobre la motivación para probar un alimento, además tiene la capacidad de modificar otras percepciones como el sabor y el olor, esto, dado que los sentidos están prejuiciados por experiencias previas.

Esta percepción que se tiene del alimento sólo por su color, incluso sin haberlo probado, incentivó el desarrollo de una propuesta pedagógica, denominada: Comida Colorida, Experiencia y Sensación, llevada a cabo en la Universidad de Los Andes de la ciudad de Bogotá. En este Curso, se evidencia como la aplicación de un color diferente a un alimento, genera en la persona sensaciones de gusto o rechazo, emociones positivas y/o negativas las cuales pueden manifestarse a través de la salivación, disposición corporal, expresión de alegría, desagrado, repulsión o rechazo.

Una clave que saben los diseñadores gráficos sobre las comidas.

La influencia social, cultural y la experiencia individual, explican el hecho de que algunos colores como el verde, rojo, amarillo y naranja, inciten más al apetito y al gusto por alimentarse de forma saludable, ocurriendo lo opuesto con los colores azules, morados y negros, poco habituales de forma natural en los alimentos.

Ahora que sabes un poco más sobre los beneficios del color de las frutas y los vegetales, y lo necesarios que son para llevar una alimentación saludable, espero que la próxima vez que cocines, des rienda suelta a tu imaginación y hagas de tus platos un lienzo para llenar de colores utilizando estos tips clave que acabo de obsequiarte!


Con información de:

https://mejorconsalud.com/que-nos-aportan-los-alimentos-segun-su-color/
Costell E., La aceptabilidad de los alimentos: nutrición y placer. Arbor 2001; 128 (661):65-85.
Quijano A., Kadamani S. Comida Colorida, Experiencia y Sensación Una propuesta pedagógica de gastronomía y color. IX Congreso Nacional del Color. Alicante, 2010; 351-354.


SUSCRIBIRSE AL BOLETÍN DE NOTICIAS