Ventana Anabólica ¿Mito o Realidad?

05 de febrero del 2018

Cuando hacemos actividad física, agotamos el glucógeno y los aminoácidos almacenados en nuestros músculos, lo que hace suponer que tras el entrenamiento debemos reponer estas reservas de alguna manera. Se sabe que el post entrenamiento constituye entonces un período anabólico en donde el cuerpo se encuentra ávido de nutrientes para el desarrollo de masa muscular, el cual se ha denominado ventana anabólica.

La existencia de esta ventana anabólica ha sido tema de debate, quienes apoyan su existencia se inclinan por promover la ingesta inmediata, en los 30 minutos posteriores al ejercicio, de proteínas y carbohidratos de rápida absorción. Quienes no apoyan esta teoría, indican que se trata de una campaña de marketing para favorecer la venta de productos diseñados para el post entrenamiento, y que realmente durante ese período de tiempo, la absorción de estos nutrientes es menor, ya que los receptores específicos para ellos se encuentran regulados a la baja.

Lo cierto es que estudios recientes indican,que sí existe un periodo en el cual el músculo se sensibiliza a la ingesta de estos nutrientes, asimilándolos en pro de la reposición de pérdidas, reparación y crecimiento de las fibras musculares, pero que también demuestran que este período tiene una duración mayor de lo que se creía anteriormente, considerando que la ventana anabólica tiene caracter peri-entrenamiento, iniciandose con la ingesta de proteínas y carbohidratos en el pre-entrenamiento y perdurando hasta 6 horas posteriores al mismo. 

Esto quiere decir que no hay necesidad de salir corriendo del gimnasio a tomar la proteína en los 30 minutos posteriores al entrenamiento y rasganznos las vestiduras cuando no alcanzamos a hacerlo, como si hubieramos perdido la única oportunidad de alimentar nuestros músculos, y que en cambio, debemos darle más importancia a los alimentos que consumimos en las comidas peri-entrenamiento, es decir, garantizar la ingesta de proteínas y carbohidratos tanto en el pre-entrenamiento, como en el post-entrenamiento prolongado, y de esta manera optimizar el rendimiento deportivo y la recuperación y crecimiento muscular.

Referencias Bibliográficas

1. Levenhagen D, Carr C, Carlson M, Maron D, Borel M, Flakoll P. (2002). Postexercise protein intakeenhances whole-body and leg protein accretion in humans. Med. Sci. Sport Exerc, 34(5); 828-837.

2. Schoenfeld et al. (2017), Pre- versus post-excersice protein intake has similar effects on muscular adaptations. PeerJ 5:e2825; DOI 10.7717/peerj.2825.


SUSCRIBIRSE AL BOLETÍN DE NOTICIAS